Una profilaxis dental es un tratamiento de limpieza para limpiar los dientes y encías. La profilaxis es un tratamiento dental importante para detener la progresión de la gingivitis y enfermedad periodontal.

La profilaxis es un procedimiento eficaz en mantener la cavidad bucal en la salud y detener la progresión de la enfermedad de las encías.

Los beneficios incluyen:

  • Eliminación de la placa. Sarro (también conocido como cálculo) y la acumulación de placa, tanto por encima como por debajo de la encía, puede provocar problemas periodontales graves. Desafortunadamente, incluso con un hogar adecuado cepillado y el hilo dental de rutina, puede ser imposible eliminar todos los desechos, bacterias y depósitos de los bolsillos de la goma. El ojo experimentado de un dentista o higienista dental con equipo dental especializado es necesario para coger la acumulación potencialmente dañina.
  • Una sonrisa de apariencia más sana. Los dientes Manchados y amarillentos pueden disminuir considerablemente la estética de una sonrisa. La profilaxis es un tratamiento eficaz en eliminar los dientes de estas antiestéticas manchas.
  • Aliento más fresco. Mal aliento (o halitosis) es generalmente indicativa de avance de la enfermedad periodontal. Una combinación de la descomposición de las partículas de comida (posiblemente por debajo de la línea de las encías) y gangrena potenciales derivadas de la infección de encías, resulta en mal aliento. La sistemática eliminación de placa, cálculo y bacterias en nuestras instalaciones puede mejorar la halitosis notablemente y reducir la infección.

La profilaxis puede realizarse en nuestra oficina. Se recomienda que la profilaxis se realiza dos veces al año como medida preventiva, pero debe realizarse cada 3-4 meses para los que sufren de periodontitis. Cabe señalar que enfermedad de las encías no se puede revertir completamente, pero la profilaxis es una de las herramientas que utilizamos para efectivamente detener su progresión.